jueves, 5 de marzo de 2009

Dale que va!

Una expresión extraña para un jardin de infantes.
Sirve por ejemplo, para gritarle a Palermo:
dale que va! cuando va corriendo, solito, con la pelota...
Tampoco seria buena idea gritarle a un elefante que
come sus zanahorias: dale que va!
Sirve para pocas cosas, pero para algunas sirve.
Hoy a la mañana, esta expresión me la dijo una de las
secretarias de la clínica. Entro y veo cambio de remeras.
Antes: camisitas re caretas a rayitas, color rosa.
Hoy: remeras ajustadas, super escotadas, fucsia.
Obviamente, comento: cambiaron el look?
Me contesta: "querían rosa? aca tienen rosa, dale que va!"
En el fondo se escucha: no comentaries...
Y las voces, mas en el fondo aún siguen repitiendo su letanía:
Bordatooo, Bordatooo, Bordatooo...
Y por debajo de eso, en pequeñas letritas:
...no es un gatooo es Bordatooo...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ajustadas? Super escotadas?
Donde queda esa clinica...?

Tita dijo...

Anónimo:
son medio gordas y tetonas. Si te sigue interesando, te paso el dato.
Ja!

Peter dijo...

Cuando hay hambre no hay pan duro...y debil es la carne...

Cristian dijo...

Y penal y gol, es gol.

Vulgar dijo...

ja, increible como la forma del texto me hace leerlo con otra entonación dentro de la cabeza.

muy bueno!
beso.

Tita dijo...

Hey Vulgar!
que alegria tenerte por aca!

Beso y sepa que la leo a diario!