viernes, 24 de abril de 2009

Idas y vueltas

Los vampiros son así.
Vuelteros.
Solamente imaginate el cuidado del ataúd.
Hay que mantener limpia la mortaja y se
complica para lavarla y colgarla al sol.
La solución:
tener un esclavo o dos.
De acuerdo al presupuesto del vampiro.
Y hacerse una promesa, sin cruzar los dedos:
"a los esclavos no me los puedo comer"
Porque si se los come, vuelve al problema inicial,
que lo lleva a pagarle a uno o dos esclavos que se
ocupen de la higiene del sarcófago en cuestión.
Porque en el fondo, los vampiros, son limpitos
y les gusta el orden.
Y las estructuras.
Sino no habría estirpes y todo el mambo de pertenencia.
Hay que verlos, a la noche, salir de sus ataudcitos!
Se levantan en un sólo movimiento,
poniendo dura la pancita
(para no joder la espalda, diría mi amiga yoguica)
Salen como borrachitos y se largan a la noche.
Uno va, el otro viene y se juntan en algún punto.
Siempre.
Y se cuentan las mordidas.
Y ríen.
Los vampiros no son la muerte, son la vida eterna!

11 comentarios:

Vulgar dijo...

si, pero mira si un dia vienen de bajon y los esclavos son lo unico que tienen a mano. eh ?!

Peter dijo...

Me ha dejado anonadado, Tita. Ud sí que es una exploradora del mundo vámpiro. Una vampiróloga como...Dios? manda...

Tita dijo...

Y...ese día pondran nuevo aviso en el diario pidiendo personal...ja!

Peter dijo...

Srita. Vulgar, su foto expone su cuello de forma un tanto imprudente, como ofreciéndose...

Tita dijo...

Una investiga e investiga y le sale lo que tiene adentro vio?
Si Dios manda y los vampiros actúan! jeje

Peter dijo...

...o será que tiene una riestra de ajo bajo esa...keffiah?

Tita Lamberto dijo...

Keffiah! que linda palabra!
Vulgar se sabe cuidar, de eso no tengo dudas, pero se querra cuidar de los vampiros? O será como yo?

Peter dijo...

Ah, mostrando la hilacha! El histeriqueo de exponer el cuello, el vámpiro que se acerca a hincar el diente...y otro vámpiro cae en la trampa!

Tita Lamberto dijo...

Ay mi amigo! asi son las mordidas!
Y entre vampiros no nos pisamos las capas eh?

Cristian dijo...

El otro día charlaba con un vampiro amigo, y entre copa y copa, tal vez por la sinceridad etílica, o porque en cierto punto de la vida los secretos deben desaparecer, me confesó que no era vampiro. Me sorprendí, pero parece que no lo es, simplemente es un ex jugador de tejo uruguayo, venido a menos, que por una cuestión de autoestima se impuso el vampirismo como salida socio/laboral.

Mirá vos, dije yo, y me comí un bay biscuit.

C.

Tita Lamberto dijo...

Mira Cris, yo me estoy por comer unos emes y emes, y puedo dar fe de varios amigos vampiros anónimos.
Les voy a proponer que hagamos un grupo de autoayuda.
Por ahí conseguimos una pensión.
Yo te aviso.